18 oct. 2012

My Wish List {1}


Desde hace tiempo que me ronda la idea de poner una Wish List pero no estaba segura ya que primero tendría que haberlo platicado con Firework pero en vista de que ella sigue desaparecida decidí arriesgarme.



Skinny - Donna Cooner
 
 Ni idea de que trata el libro pero su portada me llama la atencion.



Send Me a Sign - Tiffany Schmidt

 

 No se casi nada de ingles pero a lo poco que entendì de està sinopsis es de una chica que lucha por su vida porque tiene cancer. 



Breathe - Sarah Crossan


En un mundo sin aire, ¿qué es lo que tienes que hacer para sobrevivir? 
En una tierra estéril, conocida una vez como Inglaterra, algunos recintos de cristal dan cobijo a los supervivientes del Cambio, el período en que los niveles de oxígeno descendieron y el mundo verde se secó. La lotería del estado significó la suerte de unos pocos que ganaron la seguridad del interior de un recinto, mientras que el resto se ahogó con el escaso aire. 
La vida ha cambiado, y el recinto es el hogar. La clase pobre, o auxiliares, viven su vida tranquilamente. Sin dinero para pagar el impuesto de oxígeno, no son capaces de correr, bailar ni quedarse sin aliento, mientras que los ricos Premiums están sanos y fuertes y gobiernan con un sentimiento de derecho por nacimiento. 
El Ministerio gobierna con garrote de hierro: aquellos que desafíen su mandato son etiquetados de terroristas y expulsados por la puerta de atrás y se ahogan. 
En las tierras desconocidas unos cuantos vagabundos misteriosos viven en las ruinas, llevando a rastras unos generadores de oxígeno de tamaño nevera. Y hay rumores de una resistencia que hace culto a los árboles y sobreviven Dios sabe cómo. 
A los dieciséis años de edad, Alina lucha por la libertad. Pero cuando una misión rutinaria sale mal y Alina tiene que huir del recinto, ella se encuentra a merced de dos jóvenes amigos aparentemente normales, en un viaje de fin de semana hacia las tierras desconocidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No existen los malos libros ni las malas opiniones. Recuerda que los gustos de cada individuo son diferentes y por lo tanto hay que respetarlos.