26 may. 2014

Don't Look Back by Jennifer L. Armentrout



Don’t look Back es el nuevo libro escrito por Jennifer L. Armentrout. Creadora de la saga Lux y Covenant y muchos más libros. Su fecha de Publicación en E.U es el 15 de abril de 2014.


http://4.bp.blogspot.com/-tP_ZIVfZDjw/UkyZh3HRpWI/AAAAAAAAAoQ/6Owje9qwAgw/s1600/dont-look-back_small.gifSinopsis

Samantha es una extraña en su propia vida. Hasta la noche en que desapareció con su mejor amiga, Cassie, todo el mundo parecía creer que Sam lo tenía todo: popularidad, riqueza, y un novio ideal.
Sam ha resurgido, pero no tiene ningún recuerdo de quién era, ni de qué pasó con ella esa noche. Mientras trata de recomponer su vida de antes, se da cuenta de que ya no quiere ninguna parte de ella. La vieja Sam había llevado el concepto de “chica mala” a un nivel completamente nuevo, y está claro que ella y Cassie eran más como mejores enemigas. Sam está bastante segura de que perder sus recuerdos fue como ganar la lotería. Ahora tiene una segunda oportunidad para ser una mejor hija, hermana y amiga, y está enamorándose fuertemente de Carson Ortiz, un chico que siempre la ha mirado, incluso cuando la vieja Sam lo trataba como basura.
Pero Cassie aún no aparece, y los hechos acerca de lo que le pasó esa noche no sólo están enterrados en lo más profundo de la memoria de Sam, alguien más lo sabe, alguien que quiere asegurarse de que Sam permanezca en silencio. Todo lo que Sam quiere es la verdad, y poder desbloquear sus recuerdos nublados de esa fatídica noche, para por fin seguir adelante. Pero, ¿y si no recordar es lo único que mantiene con vida a Sam?


 Alguien aclaró su garganta.
Nos volteamos y - wow, tan solo wow. Mi mandíbula golpeó la colcha. Había un chico alto de pie en la puerta de mi dormitorio. Cabello castaño oscuro caía sobre su frente y se enroscaba alrededor de sus oídos. Su piel era profunda, casi color oliva en comparación con la piel más pálida, haciendo alusión a una ascendencia nativa americana o hispana. Sus pómulos eran anchos, dándole un aspecto exótico, y su mandíbula era fuerte, apretada. La camisa de manga larga que llevaba se extendía sobre sus anchos hombros y bíceps. Su cuerpo era puramente deportivo, delgado y sin embargo muscular.
Una gorra de béisbol negra colgaba fuera de la punta de sus dedos, en el olvido. Nuestros ojos se encontraron, y sentí una agitación en el pecho. Los suyos eran un azul intenso magnético. El color del cielo justo antes de que terminara el día y la noche de apoderaba - el color del atardecer. Hubo claramente alivio en su mirada, también una cautela que no entendí.
"¿Ese es mi novio?", Le susurré, esperanzada y asustada al mismo tiempo. Si él era mi novio, no tenía ni idea de qué hacer con él. Bueno, yo - de repente tuve un montón de ideas que implicaban besar, tocar, y todo tipo de cosas divertidas, pero era... magnifico, e intimidaba la mierda de mi.
Scott se atragantó con su risa.
El chico en la puerta miró a mi hermano y luego a mi. El calor se deslizó por mis mejillas. El alivio se encontraba todavía en sus ojos, y mis labios se dividieron en una sonrisa vacilante. Él estaba feliz de verme, pero... pero luego sus ojos se endurecieron en cubos de hielo.
"¿Novio? Seh," dijo lentamente, con voz profunda y suave. "Ni siquiera si pagaras mi matrícula a Penn State el próximo año."
Picada y avergonzada, me eché hacia atrás, y la pregunta salió antes de que pudiera detenerla. "¿Y por qué no?"
Me miró como si tuviera un brazo sobresaliendo de mi cabeza y estuviera agitándolo alrededor. Se volvió hacia mi hermano, con las cejas levantadas. "Voy a estar esperando afuera."
"Claro, hombre, estaré ahí en un segundo, Car."
"¿Su nombre es Car?" le dije, cruzando los brazos.
Chico Car se detuvo y se dio la vuelta. "Car, como por Carson Ortiz."
Oh. Eso tenía sentido. Bajé los brazos, sintiéndome como cuatro diferentes formas de estúpida.
Los ojos de Carson se estrecharon. "Ella realmente no tiene ni idea de... de nada?"
"Si" contestó Scott, con los labios fruncidos.
Él comenzó a girar de nuevo, pero se detuvo una vez más. Murmurando entre dientes, él me miró. "Me alegro de que estés bien, Sam."
Antes de que pudiera responder a eso, él se había ido. Giré hacia Scott. "No le agrado."
De repente Scott parecía querer reír de nuevo. "Si, no lo hace."
Una sensación extraña revirado saltó en mi pecho. "¿Por qué?"
Empujo la cama, suspiró. "A ti no te agrada."
¿No lo hace? ¿No tengo el gusto? Él era del tipo hacer-bebés. Entonces frunzo el ceño. ¿Cómo sabía quién era del tipo de material para hacer-bebés? "No lo entiendo."

No se ustedes, pero después de leer ese adelanto y la sinopsis, me quedé enganchada. Además la portada-gif es muy linda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No existen los malos libros ni las malas opiniones. Recuerda que los gustos de cada individuo son diferentes y por lo tanto hay que respetarlos.